Marie Anne Pierrette Paulze, mujer de la Ilustración

Durante la Ilustración el cultivo de la ciencia alcanzó una incuestionable democratización, pero eso no significó que estuviera abierta a todos; en el caso de la mujer, sabemos de su exclusión intelectualmente y no digamos profesionalmente. Al colectivo femenino se le tenía reservado el espacio para su función de espectadoras en las demostraciones y una acción de consumidoras de lectura científica. Ha existido siempre barreras que han limitado el acceso de las mujeres a las carreras científicas. Hoy sabemos que muchos de estos impedimentos son variados y complejos, muchos de ellos invisibles o naturalizados mediante argumentos de todo tipo. El grupo más evidente son las normas de instituciones que impedían el acceso a las mujeres. Por ejemplo, a la educación superior, que no fue permitida de forma libre hasta principios del siglo XX. Continúa leyendo Marie Anne Pierrette Paulze, mujer de la Ilustración

Fiestas luctuosas en honor del Emperador Carlos V (I)

El momento de la muerte es transformado en el Renacimiento, al mismo tiempo que la propia extinción del monarca, en triunfo y victoria, y como acontecimiento final de la propia vida, este suceso afectaba a las fiestas y a la sociedad. Es el espectáculo de la muerte del gobernante sometido a escrutinio público, es la representación del poder del mismo, es la contemplación de su posesión terrenal, precisamente en este espectáculo se funden dos secuencias narrativas: el oscuro abismo de la disolución, el miedo último e impenetrable, raíz de todos los demás miedos, se transmuta en auténtica victoria si se acoge con humildad y docilidad[1]. Y desde el prisma del propio ideario católico donde la muerte se manifiesta como motivo de alegría, porque es la puerta a la vida eterna. Continúa leyendo Fiestas luctuosas en honor del Emperador Carlos V (I)

Victorine Meurent una mujer real en Le Déjeuner sur l’herbe de Édouard Manet

Manet había alcanzado la fama en 1863 con Le Déjeuner sur l’herbe, una escena paisajística donde aparecía una mujer desnuda junto a dos hombres vestidos, escena que había escandalizado al público francés. Todo el mundo se mostró horrorizado ante el escandaloso cuadro. Émile Zola, que define a Manet como el inventor de una nueva pintura, en su estudio biográfico y crítico sobre Manet en 1867 recogía ese sentimiento del público pero hablaba del sueño de todo pintor de poner figuras de tamaño natural en un paisaje, en su juicio crítico va describiendo la tela y dice “…una segunda mujer que acaba de salir del agua y seca su piel desnuda al aire libre. Esta mujer desnuda ha escandalizado al público, que sólo la ha visto a ella en la tela. ¡Dios mío! ¡Qué indecencia: una mujer sin el menor velo entre dos hombres vestidos! Esto nunca se había visto.” Pero esto no deja de ser un error pues en el mismo museo del Louvre existían bastantes cuadros donde se mezclaban personajes vestidos y desnudos. Continúa leyendo Victorine Meurent una mujer real en Le Déjeuner sur l’herbe de Édouard Manet

¿Puede una fotografía cambiar el mundo?

¿Puede una fotografía cambiar el mundo? ¿Puede una instantánea repleta del horror de la guerra ser hermosa? Si una imagen puede ser útil para despertar la conciencia humana ante el dolor ajeno o bien el horror de las guerras la podemos considerar bella. Hay fotos que a lo largo de la historia han ayudado a despertar la moral humana. Son imágenes, a veces duras, que duelen, pero gracias a la evolución del fotoperiodismo se consigue sacar a la luz las historias reales de las guerras. Una instantánea puede ayudar como medio de propaganda política, como es el caso de la fotografía de 1867, se producen dentro de una necesidad de propaganda amable que con el tiempo pierden ese valor para volverse en contra del mensaje inicial si la asociamos a acontecimientos perversos del régimen. Continúa leyendo ¿Puede una fotografía cambiar el mundo?

Gustave Caillebotte, pintor de la modernidad

La modernidad la podemos marcar como un conflicto con el pasado. El Arte Moderno se establece con la nueva “representación” que lleva aparejado una forma de construcción de la mirada novedosa e incomprendida por el público y parte de la crítica. Marca el tiempo del cambio, asociado a los avances científicos, tecnológicos y sociales del siglo XIX. En oposición a esto se posiciona la Academia por el miedo que tiene a la diversidad, conserva una inercia a mantener el control del arte por parte del poder. Continúa leyendo Gustave Caillebotte, pintor de la modernidad

La vista de un cadete, del Peñón de Gibraltar en el siglo XVIII

Hace trescientos años la recuperación por parte de España de la soberanía sobre Gibraltar, cedida a Gran Bretaña por el Tratado de Utrecht, ha sido una cuestión pendiente en la agenda de todos los gobiernos españoles. Gibraltar ha sido motivo de conflicto entre España y Gran Bretaña desde 1713 y un obstáculo para la normalización de las relaciones entre los dos países. De una forma o de otra Gibraltar ha vivido siempre bajo la amenaza que representaban las reivindicaciones españolas. Continúa leyendo La vista de un cadete, del Peñón de Gibraltar en el siglo XVIII

Buscando a Marie-Thérèse

Picasso conoció a Marie-Thérèse Walter en una época de desasosiego del artista, esto ocurrió a finales de 1927 en un encuentro fortuito. Era una chica rubia de 17 años, afincada en París, perteneciente a una familia de clase media, vivía en el barrio parisino de Maisons-Alfort con sus dos hermanas y su madre, gran aficionada al deporte, trabajaba como monitora en un campamento juvenil. La mayoría de los retratos de Marie-Thérèse pertenecen al tiempo en que Picasso adquirió para ella el castillo de Boisgeloup. Era la musa perfecta por su constitución atlética pero a la vez sensual, amante de la natación, apasionada del deporte y de personalidad alegre. Continúa leyendo Buscando a Marie-Thérèse

Publicidad totalitaria

La imagen como forma de expresión de un mensaje que se quiere trasmitir a los diversos grupos de la sociedad ha tenido gran importancia cuando no, necesidad en su utilización, esto último desde los grupos más iletrados hasta aquellos manipulables por contextos históricos, muchas veces querer recuperar una identidad perdida o pisoteada por avatares históricos. Continúa leyendo Publicidad totalitaria

La ilusión del fotograma

Siempre me ha motivado el Impresionismo por el juego de luces y colores que son capaces de generar en la obra pictórica un sentido de la instantaneidad próxima al invento del siglo XIX, la fotografía. Interesante es la aportación que aportaba al nacimiento del Arte Moderno, y dentro del conjunto de impresionistas se encontraba Gustave Caillebotte, pintor poco conocido y menos valorado hasta su descubrimiento en este siglo. Personaje fascinante, a pesar de sus pocos años de vida, por las actividades que ejercía, ya no solo como artista plástico, mecenas por lo que es más conocido, y por sus facetas de arquitecto naval y filatélico. Un personaje fascinante como lo fue su grupo y contexto histórico. Continúa leyendo La ilusión del fotograma

¿A qué juega Goya?

La figura de Goya rebasa los límites temporales que le convertirían en el perfecto representante del neoclasicismo o del romanticismo, para erigirse en la excepción, en el artista más original del periodo entre siglos. Su pintura evolucionará desde una posición realista pero de gran capacidad creadora que muestra su visión de lo que acontece a su alrededor, nos planteamos dos maneras de ver que tiene el artista que denotan como ha transformado su exposición de aquellos elementos de la sociedad que denuncia, según la experiencia de vida y la misma enfermedad que sufrió. Elegimos primeramente un cartón de sus series para los tapices y comparamos con la época de los Caprichos donde mostrará su necesidad interior de expresividad, es la visión de una persona que ha asistido a cambios políticos, a transformaciones artísticas y a las variaciones en el gusto estilístico. Continúa leyendo ¿A qué juega Goya?